Otra mirada para Cogua

Comparte en tus redes

Visitamos Cogua, que en lengua Muisca quiere decir apoyo del cerro, una hermosa población que invita al descanso. Queremos que ustedes la conozcan, no solo por la fritanga que es famosa y deliciosa, sino a través de la mirada de cuatro personas que trabajan por hacer visible su territorio y tienen interesantes propuestas para atender a los visitantes.

Colombia Guapa Travel Service

Un pueblo tan pequeño, a una hora y media de Bogotá, por el que pasan los amantes de la pesca o los que van a hacer camping en la represa del Neusa, tiene su propia agencia de turismo y es por ahí por donde queremos que ustedes comiencen su recorrido.

El dueño es José Barreto Rodríguez, un hombre curtido por los viajes, vivencias y trabajo en países como Brasil, Costa Rica y Estados Unidos, que decidió retirarse del oficio e irse a un lugar donde pudiera con su esposa, Malely Delgado, vivir en completa tranquilidad. Así, escogieron a Cogua y hace seis años llegaron a vivir en ella.

Pero el que sabe de su oficio conoce cuando hay potencial y futuro en un producto, así es que cuando comenzó a conocer más a Cogua decidió volver a ponerse las botas y trabajar por el pueblo.  Abrió entonces la agencia en la que promueve turismo ecológico receptivo por la región. Ofertas como pesca en la represa del Neusa, recorridos paisajísticos, city tour, gastronomía, enseñanza de joyería y visita a los talleres donde elaboran productos en lana virgen, componen su portafolio.

¿Por qué Cogua, don Pepe (como lo llaman)? “Por la belleza de su paisajismo. Desde las partes más altas del municipio se puede ver, a lado y lado, la hermosura de esta región productora de agua. Cogua le da 1 metro cúbico de agua por segundo a Bogotá. Le da también a Nemocón y Zipaquirá. Es definitivamente un lugar privilegiado”, afirma con devoción.

Por personas como don Pepe y su esposa vale ir a Cogua, no deje de visitarlos porque allí entre ruanas (dicen que él las volvió a poner de moda), artesanías, joyitas y uno que otro consejo, le ofrecen sus recorridos, le enseñan a manejar un telar y sobre todo puede compartir con ellos un momento del amor que sienten por la región. Vale la pena hacerlo.

Colombia Guapa Travel Service  Cel. 311 552 57 15

El Chalet de Montaña

Buscando también tranquilidad, después de haber sido militar y jefe del departamento de seguridad de reconocidos bancos, de haber criado ovejas, de haber tenido lechería, codornices y abejas y un cultivo de uchuvas, Edgar Urbina Sánchez llegó a Cogua con su familia, a uno de los parajes más lindos de esta región.

Allí encontró lo que buscaba y además, como buen relacionista público que es y “como no se puede vivir de solo gusto, sin producir”, abrió el Chalet de Montaña, un pintoresco y cálido lugar en donde se puede comer una buena trucha, beberse un vino y disfrutar de una agradable velada.

Además de una excelente carta de comidas y bebidas, en la que los mejores platos que se ofrecen están preparados con trucha, en el Chalet se llevan a cabo las fiestas de 15 años y los matrimonios para los cuales se prestan todos los servicios desde el imponente carruaje tirado por un caballo percherón, que lleva a la novia a la Capilla de la Plazuela, hasta el hospedaje de los novios y sus familias en cómodas cabañas.

Un cálido rincón para visitar, situado en el cruce de la entrada para la represa del Neusa.

Chalet de Montaña. Cel.  313  349 35 59

Casa Xiegua

 Xiegua significa agua entre colinas

Casa Xiegua es una amplia y agradable casona, construida en roca y madera, bordeada por el río Neusa. Su propietario, Gilberto Trujillo, es un ingeniero electrónico que viajó por Colombia por más de 25 años, manejando proyectos de alta complejidad. Por cosas del destino le tocó retirarse, compró la casa para vivir en ella, pero se enamoró de la belleza de la región y vio la potencialidad que tiene en el turismo, entonces decidió cambiar de rumbo.

Abrió entonces Casa Xiegua, un restaurante que ofrece una variada carta donde el cordero es el rey. Hamburguesas, costillitas, cuellos y otras preparaciones con el cordero hacen de este lugar un sitio especial para disfrutarlo. Además del restaurante, la Casa funciona también como sitio de eventos y cerca de ella tiene una hermosa cabaña en donde se pueden alojar varias personas y dormir plácidamente arrullados por el sonido del río.

Y es que Casa Xiegua es uno de los pocos lugares, cercanos a Bogotá, en el que se puede comer y disfrutar de la belleza del río y de una de sus pequeñas cascadas que cae muy cerca al restaurante. Como dice su dueño: el lugar es mágico y sí que lo es.

Visite Casa Xiegua y salga de caminata por los alrededores, deléitese con la naturaleza y dejese atender por Gilberto Trujillo y su familia. Un buen plan.

Casa Xiegua. Cel. 311 257 3486

Postres Santa Bárbara

Con más de 28 años de haber abierto sus puertas al público y con muchos otros más manejando las recetas de su abuela paterna y de su mamá, Elisa Rubiano es la mujer pila, inquieta, servicial y trabajadora detrás de esta maravillosa empresa coguana.

Pregunte por Santa Bárbara en Cogua y muy seguro cualquiera lo guiará porque además de ser un referente en el pueblo de una tradición familiar, es el resultado de la labor de esta mujer emprendedora quien desde pequeña aprendió a preparar los postres y desde entonces no ha parado. Hoy los fabrica y los distribuye, no solo en el punto de venta familiar en Cogua, sino en festivales y mercados campesinos de Bogotá y sus alrededores.

La gran variedad de postres y dulces en almibar que ofrece, son elaborados con frutas de la región y de Boyacá que ella compra a pequeños cultivadores.  ¿Cuál es el secreto para que su empresa haya sido exitosa? “El desarrollo personalizado de cada receta, la calidad de la materia prima porque los preparamos con la mejor que encontramos en el mercado y la actualización e innovación en los productos”, responde con firmeza.

A esto se suma el que esté permanentemente investigando, quiere llegar a usar solo productos orgánicos, está ensayando para endulzar con miel de abejas y con la de yacón, eliminó el icopor cuando saca sus dulces a festivales y mercados y está en la búsqueda de unos buenos recipientes ecológicos.

¿Y el tiempo que le queda libre? pues lo utiliza para capacitarse y trabajar por su región. “Pienso que puedo aportar mi grano de arena, con mi experiencia en atención al público y mi participación en el primer Plan de Desarrollo Turístico, puedo ayudar a fomentar el turismo en Cogua” dice. Y yo se lo creo.

 Santa Bárbara Dessert. Cel. 320 306 6782

Parque Principal

Capilla de la Plazuela

Represa del Neusa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario