La mejor Fritanga se come en Colombia

Por su mesa han pasado personajes de la vida nacional desde el presidente Alberto Lleras Camargo, el general Rojas Pinilla y su hija María Eugenia, Gloria Valencia de Castaño, Pacheco y Julio Sánchez Vanegas, hasta Samuel e Iván Moreno Rojas, Ciro Ramírez y Julio Sánchez Cristo de quien doña Angélica, su propietaria, dice maravillas porque ‘Julito siempre habla de nosotros en la W y se refiere a nuestro lugar con el nombre de la tía Julita’.

Famosas son también sus atenciones a los medios de comunicación. En la foto con Salomón Bustamante de Muy Buenos Días (canal Rcn).

Han pasado más de sesenta años desde cuando don Alfonso Donoso y doña Julia Robayo comenzaron a preparar exquisitos platos bajo una enramada que muchos lustros después se convirtió en el reconocido y exitoso Restaurante Colombia. Tres generaciones desde entonces y su fiel clientela, con sus hijos y sus nietos, siguen llegando.

El éxito de esta empresa, según Angélica Ruiz, se debe al sacrificio de Blanca de Donoso y María Antonia de Robayo, dos matronas de Chía que trabajaron cocinando al lado de sus hijos, Alfonso y Julia, para que ellos pudieran salir adelante.

Hoy, Angélica Ruiz, la esposa de Alfonso Donoso, ya fallecido, es la jefe de jefes, viene de la segunda generación y es también una mujer incansablemente trabajadora, generosa y pendiente del más mínimo detalle para cumplir los deseos de sus clientes.

Con ella, ya trabajó la tercera generación, sus dos hijos del alma, Leonardo y Blanquita, quienes lo hicieron desde que eran muchachos. Hoy son sus mejores consejeros desde sus puestos de trabajo. Leonardo como alcalde de Chía y Blanca como gestora social.

La cocina de Colombia tiene fama. En la foto la prensa con Blanquita Donoso, de la tercera generación.

Para doña Angélica, todos los reconocimientos que recibe el restaurante se los debe a la fidelidad de sus clientes. “Colombia es mi segundo hogar, al que le debo cariño y gratitud. Gratitud es todo lo que yo tengo con la clientela. Siempre hay momentos difíciles, pero igual siempre pienso que la primera generación se quemó las manos, sufrió las inclemencias del clima trabajando al aire libre y muchas otras cosas más. Nosotros y nuestros hijos conseguimos todo listo y en la puerta de nuestra casa. Entonces, ¿Por qué no seguir luchando por nuestros clientes, nuestros empleados y nuestros hijos?”, nos cuenta con especial vehemencia.

Para esta cálida mujer lo más importante es “generar empresa para contribuir con el compromiso social y el desarrollo del país”. Y sí que lo han hecho, muestra de ello es que todavía tienen empleados que llevan más de cuarenta años trabajando, hombro a hombro, con jóvenes lugareños, algo que ya no se puede encontrar en ningún lugar.

Bueno, y esta historia comenzó fue para hablar de la famosa fritanga, uno de los combinados más ricos que tiene la cocina típica colombiana, veamos qué contiene: lomo de cerdo, costilla, rellena, longaniza, papa criolla, envueltos de maíz, mazorca, guacamole, chicharrón y plátano maduro. La del restaurante Colombia, tiene fama de ser la mejor en esta región. 

Pero no solo fritanga se come en  Colombia, allí preparan el mejor cuchuco con espinazo, los huesos de marrano, la torta de menudo, sobrebarriga, pezuñas de cerdo y cordero al horno.

Y de postres, ni hablar, aquí está la muestra:

El restaurante Colombia, por supuesto, estará presente en el XI Festival Gastronómico de Chía, el 2 y 3 de diciembre próximos.

 

Deja un comentario