El mejor ajiaco santafereño se come en Chía

Se presentaron al concurso que realiza anualmente el Instituto Distrital de Turismo de Bogotá para conmemorar el día del “Día del Ajiaco Santafereño”, evento que premia la mejor preparación de este plato patrimonio de la ciudad de Bogotá. Su plato fue tan exquisito y preparado con tanta calidad que, en reñida competencia, ocupó el segundo lugar en la categoría Sabana de Bogotá.

María Kata Vélez, Guillermo Llinás Angulo, Jorge Enrique Gómez Prada, Yesid Castaño González y Alejandro Cuellar fueron los encargados de definir la mejor preparación para lo cual tuvieron en cuenta técnicas de cocción, preparación, presentación, justificación histórica y sabor característico. Una de las conclusiones del jurado fue que los participantes investigaron, hicieron pruebas y se prepararon para dar lo mejor.

Sopas Team, se llamó su equipo conformado por mamá Myriam Rueda y su dos hijos Daniel y Alexandra Guerrero Rueda. El papá, Jorge Guerrero, fue el incondicional suplente en el restaurante familiar y la única barra para el día de la premiación, en el chorro de Quevedo de Bogotá, el pasado 31 de octubre.

Y esta historia queda inconclusa si no les contara lo maravillosa que es esta familia, tan unida, trabajadora, generosa y respetuosa de su origen y tradiciones.

Y es que la pionera de Sopas y Parrilla, así se llama su restaurante, es doña María Sixta Rueda, una mujer aguerrida y buena cocinera a quien la dura vida de la ciudad la forjó trabajando en los fogones. Doña Sixta tuvo uno de las más reconocidas y deliciosas fritanguerías en Monserrate. Con ella crió y enseñó a sus dos hijas, Myriam una de ellas.

De esa herencia hoy se ocupa, por supuesto, su hija Myriam, su esposo y sus dos hijos. La fritanga ya no es frita, es al horno y adicional están las sopas que son muy buenos platos. El ajiaco es tan sabroso, que mientras Falcao pasó sus navidades en Chía, el futbolista le pedía a su representante que le tuviera ajiaco, y la familia Guerrero Rueda, después de ser seleccionada, se lo llevaban a su propia casa y lo servían durante la cena de navidad.

Sopas y Parrilla lleva 18 años en Chía y, además de su tradicional ajiaco santafereño, venden mondongo, mazamorra chiquita, cuchuco con espinazo, frijolada, churrasco, pechuga de pollo, chuleta de cerdo y por supuesto la exquisita parrillada elaborada en su totalidad en casa.

Resulta una muy buena opción visitar este lugar, porque además de saborear la auténtica comida colombiana, puede ser atendido por alguno de los miembros de esta bonita familia que cocina unida y por supuesto permanece unida. ¡Un buen plan en Chía!

Deja un comentario