Arte y armonía en la obra de César Cubillos

Amable, hiperactivo, conversador, atento, así encontré a César Cubillos después de haber pasado un par de veces por su stand, y volver una tercera para hablar de esta nota porque la belleza de su trabajo así me hizo hacerlo. Me detuve a apreciarlo nuevamente porque el arte siempre obliga y cuando está elaborado con conciencia obliga más.

César obliga, primero por su montaje minimalísticamente sencillo pero es precisamente esa sencillez que lo hace único para volverlo a mirar. Allí, sobresalen sus bellos y delicados objetos de arte, plenos de naturaleza y sobriedad; toda una combinación de elementos duros, blandos, fuertes pero detalladamente hermosos con los que este artista del Resguardo Indígena nos recrea así de fácil, bello y sencillo.

Y es verdaderamente lo que busca este diseñador industrial con cada objeto y espacio que elabora y recrea. Quiere que su trabajo lleve armonía y también conexión con la naturaleza. “Quiero espacios más amables para que el hombre se detenga a admirar los detalles que no vemos de la naturaleza. Vamos perdidos sin saber a dónde ir. Quiero expresar con mis objetos bienestar y armonía, que todos los sentimientos bonitos se expresen en un espacio para que quien los vea se sienta bien y se encuentre consigo mismo”, expresa.

Todo en César David Cubillos, es arte y armonía, su trabajo, su espacio, su taller en medio de la montaña que está recuperando en loable labor que realiza a la vez que trabaja en sus diseños. Él dice sabiamente que hay que “dejar esto un poquito mejor de lo que lo encontramos”, e inmediatamente uno piensa en la dicha de tener a muchos jóvenes como César Cubillos, que en su trabajo tuvieran esta misma conciencia.

A la par que diseña, aprende, enseña, reforesta la montaña, maneja materiales duros como el concreto que después de haber pasado por su manos parece pleno de textura; hace cerámica, dobla estructuras metálicas hace mobiliarios con OSB (un aglomerado de la viruta de la madera); a este joven y maravilloso artista le queda tiempo para hacer abono orgánico, muy diferente al abono de los demás. (Mirar foto).

¿Por qué el nombre de Sartori para su taller?

“Porque diseño espacios con lo mejor de los productos que hay para crear armonía y conexión con la naturaleza. Son productos y espacios más amables para el bienestar, para vivir momentos del ahora sin los problemas del pasado ni las preocupaciones del futuro. Hay que aprovechar el momento para detenerse a admirar la naturaleza”, dice.

¿Cómo se define?

“Como un reflejo, todos somos un reflejo de los demás”.

Así es y así encontrará a César Cubillos en Expochía 2018, un lugar abierto por la Secretaría para el Desarrollo Económico de la Alcaldía de Chía, evento que irá hasta el 21 de diciembre.

Deja un comentario