Green Hops, la cerveza artesanal hecha en Chía

Comparte en tus redes

Green Hops (lúpulo verde) es la primera cerveza que se elabora totalmente en Chía (Colombia) y uno de los emprendimientos más exitosos de esta población. Y no es para menos pues nació de la mano de dos profesionales sumergidos en sacar esta empresa cervecera adelante para dar rienda suelta a lo que dominan y si no, acudir a la mano y al consejo de un maestro cervecero.

Ellos son Pedro Miguel Escobar, un químico que trabajó muchos años en la CAR y ahora combina la cervecería con su oficina de consultoría ambiental, y su hija Mery Anne, una ingeniera química y chef profesional dedicada cien por ciento a esta empresa familiar.

Todo empezó, hace seis años, en la cocina de su casa probando un kit, regalo de la esposa y madre de la familia, para preparar veinte litros de cerveza en las ollas caseras. Luego, poco a poco se fueron entusiasmando y mientras llenaban la casa de cerveza pensaron en abrir un bar, idea que no prosperó pero que se convirtió en la tesis de grado de ingeniera de Mery Anne y, hace un año y medio, en la cervecería que hoy este par de emprendedores juiciosos, dedicados y perfeccionistas muestran con orgullo en una de las veredas de Chía.

Green Hops es ya una fábrica tecnificada, pulcra, sostenible, cuidadosa con el medio ambiente y exigente con la calidad de su producto. Tiene tres cervezas: rubia, roja y negra, todas tipo Ale, es decir que se cocinan a temperatura más alta de 20 grados, lo que les imprime más sabor y aroma. Es cerveza orgánica pues se elabora sin aditivos ni conservantes y su vida útil es de seis meses. La capacidad de producción en la actualidad es de 12 mil botellas mensuales.

Nencata es la cerveza roja, con aroma dulce a frutas y caramelo; Chía es la negra y está elaborada con malta chocolate, levadura y lúpulos americanos seleccionados, tiene un sabor intenso con toques de chocolate y Sué, es la rubia con aspecto dorado y está hecha con maltas alemanas y lúpulos americanos.

Y así entre levaduras y lúpulos americanos y malta alemana transcurre la elaboración de las tres cervezas que han pasado todos los exámenes primero de estos dos profesionales, segundo el del maestro cervecero de la BBC quien ya solo se dedica a dar asesorías y por último de la entidad que avala cada producto para salir al mercado colombiano, el Invima.

Además, durante un año y medio la ha saboreado y aprobado el público de las diferentes ferias y ya solo les queda la comercialización. Mientras, es imperdible el plan de realizar un taller en la fábrica o pedir que le lleven un barril de buena cerveza a su casa. Un proyecto que vale la pena conocer.

 

 

Deja un comentario