Ecomarino, un novedoso proyecto ambiental y educativo

0
144

Hace siete años nació Ecomarino, un proyecto de la empresa Ecodiversión, de Guillermo Gutiérrez y Juanita Alzate, una joven pareja que con ingenio montó en un tráiler una sala de cine en donde se proyecta a un gracioso pecesito llamado Cory, protagonista interactivo que en tiempo real conversa con niños y jóvenes sobre el planeta y qué hacer para conservarlo y respetarlo. Desde entonces, Cory, Guillermo, Juanita y su equipo de trabajo, han recorrido más de 50 municipios de la Guajira y Cundinamarca, sensibilizando con diferentes y entretenidas actividades a sus pobladores.

«Por medio de jornadas ambientales, en un circuito de tres acciones conocidas como las “3R”: Reducir, Reutilizar y Reciclar, desarrollamos actividades lúdicas en las que enseñamos principios fundamentales para la conservación del planeta, a través de la diversión e interacción en un mundo marino, con un software 3D, que muestra el recorrido del agua desde el río hasta el mar», así define esta pareja su labor educativa.

Con esta premisa ambientalista iniciaron su trabajo en Chía, en 2013, cuando por primera vez llegaron a 6500 alumnos de 12 colegios del Municipio. En 2015, la Cancillería los contrató para su programa «Plan de Fronteras para la Prosperidad» y entonces su mensaje educativo pudo llegar a más 11 mil habitantes de los municipios de Uribia, Manaure, Maicao y Riohacha, del departamento de la Guajira.

De su labor en esta región la página oficial de la Cancillería dijo: «La principal actividad era el Show de Cory que se desarrollaba en el tráiler “ECOMARINO”, donde Cory, un personaje en 3D, contaba su historia de vida relacionándola con la importancia de los pastos marinos, la problemática de la contaminación del agua, el cambio climático y la adaptación de nuevos hábitos con su región. La siguiente actividad consistía de un taller donde se mostraban los principales residuos peligrosos y haciendo uso de una pila a gran escala se le transmitía al público la importancia de disponer de una manera adecuada este tipo de residuos. Por último la exhibición “el arte de Reducir y Reutilizar”, basada en las 3R (Reducir, Reutilizar, Reciclar), enfatizó sobre el consumo responsable la elaboración de artículos hechos a partir de material reutilizado, uno de estos una babilla de plástico, con la cual se hace una reflexión sobre los animales amenazados de la región los cuales son principalmente el flamenco, la iguana, la babilla y la tortuga». (https://www.cancilleria.gov.co/en/newsroom/news/finalizan-manaure-jornadas-sensibilizacion-fortalecer-cultura-ambiental-guajira).

Resalta también la publicación que «Los profesores no se quedaron atrás: 286 docentes recibieron igualmente capacitación y sensibilización sobre las temáticas ambientales así como recibieron un calendario ambiental didáctico con el que pueden implementar actividades durante todo el año y fomentar el cuidado del ambiente en sus estudiantes a través de manualidades relacionadas con la preservación del ecosistema de La Guajira».

«Fue una de las mejores experiencias conocer esa belleza de departamento con tanta riqueza pero a la vez con tantas necesidades, entre ellas la de educación ambiental. Ellos botan la basura a la calle normalmente, sin ningún problema y creo que nuestro trabajo logró llegarles, primero por la tecnología que usamos que no la conocían y les fascinó y además porque contratamos y capacitamos a tres facilitadores de la misma comunidad que fueron multiplicadores y nos ayudaron a entrar más fácilmente a las diferentes comunidades. Con ellos hicimos talleres en wayuunaiki, la lengua oficial de la región», dice Juanita Alzate, quien agrega que se sienten muy satisfechos con los buenos resultados en la Guajira ya que la Cancillería confió en ellos entregándoles, para que desarrollaran, uno de los primeros proyectos ambientales de ese Ministerio.

Por las tierras del Cóndor

En los últimos cuatro años su trabajo ha estado centrado en recorrer más de 48 municipios de Cundinamarca, de los 116 que tiene el departamento, llegando a más de 18 mil estudiantes. Esta vez fueron contratados por la Gobernación, entidad que ha considerado su labor como uno de los proyectos destacados de esta administración.

«Algunos municipios son juiciosos y llevan también a los adultos mayores. Hemos tenido poblaciones en las que también atendemos a las parroquias católicas, las iglesias cristianas, etc. pero el 80 % de nuestros visitantes son los estudiantes», agrega.

¿Su trabajo en estos dos departamentos ha sido exitoso, a qué cree que se deben los buenos resultados?

Este un proyecto de sensibilización ambiental que a través de una experiencia vivencial dejamos un mensaje claro e impactante en la mente de cada espectador para que tome una actitud responsable con el planeta. Hasta la fecha hemos llegado a 44 000 personas y estamos seguros que nuestro mensaje ha llegado.

¿Qué sigue ahora con Ecomarino?

Seguimos trabajando por un cambio de mentalidad en el colombiano hacia los recursos naturales, tenemos que tener sentido de pertenencia. Nuestro mensaje está creado para generar cultura ambiental, para que cada persona que participe en nuestras actividades tenga un cambio de comportamiento con su entorno. Queremos un impacto masivo y trabajamos por lograrlo.

Más información:
Cel. 300 2676930

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí